El trabajo en equipo genera mediocridad

Trabajo en equipo es un término ambiguo. si bien es algo que todas las organizaciones desean tener, nadie sabe que significa concretamente. Lo que habitualmente se entiende por «colaboración» es 1) un montón de reuniones ad-hoc y 2) oficinas abiertas que aumentan la probabilidad de que tales reuniones tengan lugar.

Un estudio reciente publicado en Applied Psychology ha confirmado que un ambiente de trabajo colaborativo puede hacer que los mejores  – los innovadores y los trabajadores – se sientan miserables y socialmente aislados.

Esto se debe a que en lugar de ver a un actor de alto nivel como un modelo a seguir, los empleados mediocres tienden a verlos como amenazas, ya sea a su propia posición en la empresa o a sus propios sentimientos de autoestima.

En lugar de mejorar su propio desempeño, los empleados mediocres aislan socialmente a los de mejor desempeño, difunden rumores desagradables sobre ellos y sabotean o intentan robar crédito por el trabajo de los mejores intérpretes. Como dice el estudio: «Los contextos cooperativos demostraron ser socialmente desventajosos para los de alto rendimiento».

Este aislamiento social genera dificultades especiales para las personas introvertidas que trabajan en oficinas abiertas. Mientras que algunos extrovertidos parecen sacar energía de un ambiente caótico, los introvertidos se sienten agotados en estos espacios demandantes de atención.

A veces, la única manera que los introvertidos pueden conseguir terminar su trabajo es trabajar desde casa, creando aún más aislamiento social potencial. De hecho, personas de alto desempeño  que trabajan desde casa son el blanco natural y fácil para los chismes y malos tratos en el lugar de trabajo.

A menos que se compruebe, esta tendencia puede resultar en un éxodo de talento. Como señaló recientemente una columna de Inc.com: «La principal razón por la que los trabajadores  de alto rendimiento abandonan las organizaciones es debido a la tolerancia de la mediocridad».

Esto no quiere decir que el trabajo en equipo sea algo malo per se. De hecho, los proyectos más complejos requieren un equipo para tener éxito. Sin embargo, para que los equipos sean eficaces, necesitan líderes que puedan silenciar rápidamente cualquier intento de aislar o denigrar a un mejor intérprete.

En otras palabras, sus equipos pueden necesitar un liderazgo jerárquico más de lo que necesitan oportunidades de colaboración adicionales. Del mismo modo, su empresa puede necesitar más espacios privados que áreas «abiertas» que fomentan una mayor interacción social.

© Cyclos Consultores | Todos los derechos reservados | Desarrollado por Luis Camilo