Selección de personas en Chile: la estafa de la Grafología (o sistema neuroescritural)

Sebastian Lucero San Martin, Socio Director en Cyclos Consultores

Evaluar personas de manera confiable es muy difícil. Lo es en las interacciones cotidianas, como cuando queremos comprar un auto de segunda mano y necesitamos saber si el vendedor está siendo honesto con la “joyita” o bien, está tratando de deshacerse de un cacho. Es más difícil aun cuando se trata de seleccionar personas para un cargo ¿Es una persona competente? ¿Cómo se llevará con sus compañeros? ¿Le mentirá a su jefe? Entre otras cosas que nos gustaría saber cómo si contásemos con rayos X mentales.

Hay personas que identificando esa necesidad de las organizaciones, ofrecen métodos de evaluación con un “95% de confiabilidad” y que de manera rápida, barata y sencilla permiten saber si está contratado a una superestrella o a un impostor.

Este tipo de promesas forman parte habitual de las promociones de los cursos de Grafología. Vamos a examinar punto por punto sus argumentos.

¿Que es la Grafología?

Según Wikipedia La grafología es una metodología que pretende describir la personalidad de un individuo y determinar características generales del carácter, acerca de su equilibrio mental (e incluso fisiológico), la naturaleza de sus emociones, su tipo de inteligencia y aptitudes profesionales mediante el examen de la escritura manuscrita. Además, según algunos grafólogos, serviría para diagnosticar el grado de salud o enfermedad física y mental.

Para decirlo en sencillo: La manera en que escribimos la letra manuscrita revelaría nuestra personalidad, inteligencia y otras características.

¿Qué dice la ciencia al respecto?

Antes de revisar que dice la investigación científica, es necesario revisar que es lo que le da el estatus de científico a una disciplina o metodología.

Es habitual en marketing asociar el apellido científico a un producto o servicio al que se pretende dar condición de seriedad. Pero ¿qué significa realmente que algo sea científico? ¿algo producido por gente que usa batas blancas en un laboratorio? ¿Qué haya libros acerca del tema? ¿Qué lo use gente que viste lentes de marco grueso y que no ve televisión?

Respondiendo brevemente: Científico, significa que ese conocimiento o técnica, ha sido generado siguiendo reglas que permiten que sea puesto a prueba por otros, tanto sus fundamentos como sus pasos, afirmaciones y supuestos. En palabras de Karl Popper: quien trabaja científicamente debe estar dispuesto a someterse al examen de sus pares. Y las consecuencias de ese examen son la confirmación o la refutación. Por ejemplo, hay algunas personas que han anunciado que el clorito de sodio (o solución mineral milagrosa, MMS) es un tratamiento efectivo y seguro para el coronavirus. (aunque personalmente, la palabra milagroso me hace achinar lo ojos). ¿Qué dice el examen de estas afirmaciones y sus fundamentos?  La evaluación seria muestra que el clorito de Sodio no sirve para curar ni el coronavirus ni otras enfermedades y que beberlo puede poner en riesgo la salud y hasta causar la muerte. Entonces ¿Por qué hay gente que lo promociona? Bueno, probablemente algunos por ignorancia y otros por negocio (lo promocionan quienes lo venden).

El apellido científico solo podemos utilizarlo de manera responsable cuando tenemos gran cantidad de evidencia que apoya nuestras afirmaciones. Es decir, cuando muchos investigadores, en distintos momentos y lugares han hecho experimentos y estudios que la confirman. Y esos estudios han sido publicados en revistas científicas que a su vez, han revisado cuidadosamente cada uno de ellos y han confirmado que están correctamente hechos (revisión de pares), antes de publicarlos.

En estos días he recibido una publicidad de un curso de “Grafología Científica”. El anuncio le ofrece a psicólogos la oportunidad de formarse en una herramienta que permitiría evaluar la personalidad de los candidatos de manera rápida, sencilla y barata (no hay mas costos que el papel y el desgaste del lápiz). El curso online cuesta 150 mil pesos (190 USD).

La promoción que llega al correo de la «Certificación» en Grafología Científica

Examinemos las conclusiones de los principales estudios acerca de la Grafología (o Sistema “neuro escritural” como lo pretenden disfrazar algunos)

  1. Grafología y Personalidad: Un estudio empírico de la validez del análisis de la escritura: se compararon los resultados de cuestionarios de personalidad validados con las conclusiones de los grafólogos acerca de las mismas personas: No se encontró evidencia de que la grafología permita evaluar la personalidad.
  2. ¿Puede la grafología predecir el éxito en el trabajo?. En este estudio los grafólogos evaluaron las cartas manuscritas de 80 trabajadores entre 19 y 27 años. Los mismos sujetos fueron evaluados por psicólogos usando otras técnicas. ¿El resultado? Los grafólogos le achuntaron igual o menos que si lo hubiesen hecho al azar.
  3. ¿Deberíamos descartar la grafología? En este estudio empírico de 1996 se llega a la misma conclusión que el segundo. La técnica no logra demostrar su validez como método de evaluación de la personalidad.
  4. En 1960 ya habían algunos estudios revisando todo lo que se había publicado hasta es fecha como este llamado Una revisión experimental de investigación en Grafología que muestra que la grafología carece de investigación seria que la respalde, pese a si antigüedad como técnica.
  5.  En el 2000, este estudio llamado Análisis de la escritura y evaluación de le personalidad: Uso creativo de analogías, simbolismos y metáforas, llega a la conclusión de que la grafología se basa en dichos mecanismos (como evaluar un dibujo o una pintura) y no en evidencia empírica.
  6. Ya en el 83, algunos científicos se preguntaron si la grafología servía para seleccionar buenos vendedores, a través del análisis de la letra manuscrita. Nuevamente le fue mal a la grafología como método de evaluación.
  7. En este contundente estudio de 1992, los autores trabajan con dos grafólogos intentando comprenden los fundamentos y métodos de la grafología para evaluar personalidad, aptitudes e incluso condiciones fisiológicas. La conclusión es que la grafología se parece mas a la magia que a la ciencia, ya que sus métodos y aseveraciones no son contrastables ni verificables.
  8. Por último, la sociedad británica de psicología (BPS) en base a la revisión de numerosa evidencia concluye en este artículo con su característica elegancia británica: Lo hemos intentado arduamente, pero no hemos logrado encontrar evidencia que avale el uso de la grafología en la evaluación de personas. De hecho, nuestro trabajo ha generado una acumulación de evidencia negativa en esta área”

Ahora bien, ud podría plantear la duda razonable: ¿Dónde están los artículos científicos que confirman la utilidad de la grafología como método de evaluación? Ese es el problema. No hay. Y es curioso, porque quienes venden cursos de “Grafología científica” deberían ser los mas interesados en gritarlos a los cuatro vientos. Los anuncian claro, como este libro que habla de 150 tesis doctorales, pero que ni siquiera las mencionan en la bibliografía. Como dijo el humorista, sospechoso.

Reconozcámoslo, la Grafología es una metodología “sexy” que dota de un aura de misterioso poder a quien la usa. Es como leer las líneas de la mano: un conocimiento oculto a simple vista. La tentación para aprenderla y usarla en un carrete con amigos y también para trabajar, es muy grande.

Además la afirmación central en que se basa es muy intuitiva: Todas las personas tenemos diferentes caracteres, personalidad y habilidades. Nuestra letra también es diversa: algunos escriben rápido y desordenado, otros más lento y ordenado; algunos hacen las letras redonditas y las letras unidas, otros llenos de ángulos y se saltan letras. Establecer una relación entre la personalidad y la manera en que se escribe es evidente. Ahora bien,  no siempre lo que es intuitivo es verdadero (como lo confirmó Copérnico hace 500 años)

El primer aspecto que nos deberían hacer sospechar es la contundencia de las afirmaciones de quienes venden y practican la grafología. Por ejemplo hablan de “Leyes”. Llegar a hablar de leyes en ciencias, especialmente en el ámbito de las ciencias humanas y sociales, es muy, muy dificil. Una ley, es un principio que se cumple siempre con independencia del contexto (como la ley de gravedad o las leyes de la termodinámica) y que por ende, nos permite hacer predicciones muy confiables. En ciencias humanas y sociales no existen leyes, simplemente porque los fenómenos que se estudian dependen de muchas variables, del contexto e incluso de cosas que no aun no entendemos como funcionan. Entonces que alguien afirme que hay “leyes” que gobiernan la relación entre escritura y personalidad, debería hacernos sonar las alarmas inmediatamente.

El segundo aspecto, es que quienes promocionan cursos de grafología científica o sistemas neuroescriturales y otros similares, habitualmente no tienen formación académica ni actividad científica. Utilizan mal conceptos como validez; nunca han publicado estudios científicos y tampoco han sido invitados a exponer en congresos científicos de la disciplina de la evaluación psicológica. Si, algunos tienen varios libros a su haber, pero hoy en día cualquiera puede publicar un libro. Hay cientos de editoriales que están dispuestas a publicar lo que sea mientras pueda generar ganancias y no tengas faltas de ortografía muy evidentes. La prueba de fuego es publicar en revistas científicas. Ejemplo de lo que digo es esta señora, la relatora estrella del curso, que tiene varios libros publicados de Grafología científica en la editorial Kier (que también publica libros de astrología, numerología, guia de ángeles y otros temas afines), pero que lamentablemente no tiene a su haber ninguna investigación seria en alguna revista científica, que haya revisado y corroborado lo que dice.

Recuerde: Afirmaciones extraordinarias, requieren pruebas extraordinarias. Tal como le pedimos a los médicos que los medicamentos que recetan cuenten con estudios que los avalen, es decir que confirmen que funcionan y que son seguros, lo mismo debemos exigirles a personas que dicen que son capaces de identificar a los candidatos mas idóneos para un cargo.

Los dejo con un video del James Randi, quien somete a prueba a un grafólogo, quien pretende descubrir a partir del análisis de 5 cartas manuscritas, las profesiones y algunos rasgos de personalidad de sus autoras. Tiene subtítulos en castellano. Disfruten:

© Cyclos Consultores | Todos los derechos reservados | Desarrollado por Luis Camilo